Afortunadamente cada día se valora más lo que nosotros llevamos años practicando: el respeto a los animales y a su entorno, para obtener un producto de la mejor calidad.


El cordero lechal ansotano sale al mercado con un máximo de 45  días de vida y con un peso vivo de entre 10 y 13 kilos. Se alimenta de leche materna hasta su sacrificio. Las madres, a su vez, pastan diariamente en el campo, aprovechando los pastos naturales. Esta alimentación natural otorga a la carne un sabor característico, agradable y suave y una textura tierna y jugosa.


El cordero Recental ansotano, es un cordero de aproximadamente 3 meses de edad, que es alimentado con leche materna, terminado con cereales naturales y que llega a la edad de sacrificio con un peso entre 22 y 25 kilos vivos. Este método de producción tradicional, además de favorecer la economía rural y contribuir al mantenimiento de nuestro ecosistema, le aporta a la carne procedente de estos corderos unas características específicas en cuanto a terneza, color, jugosidad y su sabor suave, que hacen de él una carne exquisita y es apreciada tanto por la restauración, el consumidor final y la distribución.

 
 
SALUDABLE Y NUTRITIVA
Según un estudio realizado por el CITA de nuestros lechales nos dicen: que tienen un menor porcentaje de grasa, Mayor proporción de músculo y menor de masa ósea. La carne del lechal ansotano está especialmente recomendada para toda la familia al contener Omega 6 y 3.
 
  ECOSOSTENIBLE
- Utilizamos un método de pastoreo tradicional aprovechando los recursos de nuestro territorio.
- Nuestros corderos únicamente han sido alimentados por la leche de sus madres.
- Se crian en semi libertad en los montes de los Valles Occidentales.
 
Os mostramos un estudio comparativo sobre la Caracterización de la canal y de la carne del lechal de raza ansontana con las canales de lechales procedentes de otras razas. Descárgatelo AQUI
 
SABOREA JACETANIA, pequeño video promocional AQUI..